Luego de que la presentadora cubana Lili Estefan anunciara su divorcio, después de 25 años de matrimonio, y dos hijos, el pasado año; los rumores en torno a “la flaca” no han cesado, si sale con su hijo Lorenzo a un club, la gente la crítica, si recibe flores puede ser de un posible nuevo novio.

Recientemente unas fotografías de Estefan en brazos de un misterioso hombre fueron filtradas por un paparazzi con la intención de venderlas; pero la propia Lili aprovechó la situación para explicar dónde y cómo se tomaron estas fotos.

La conductora de El Gordo y La Flaca, dijo que todo ocurrió cuando a una de las productoras del programa que ella protagoniza, le llegaron unas fotos y se las trataron de vender, sin embargo las imágenes son viejas, de 2012, y habían sido transmitidas en el programa por ser de un segmento especial del show televisivo.


“Mi pobre productora va a caer muerta un día con los paparazzis. Hoy estoy en medio de una reunión y me llaman por la mañana: ‘¿Qué hago con esto?’ y cuando me manda la foto, me recuerdo inmediatamente que las fotos fueron tomadas durante una producción que hicimos para El Gordo y la Flaca en enero de 2012”, comentó Lili.

“Hay hasta videos del momento en el que me carga porque estábamos grabando y por alguna razón, yo me llevé el ligamento completo y no puedo caminar. Yo no pensé que iba a estar tan mal, fue una de las veces que me dieron mi silla de ruedas. Fue lo peor que me pasó de las veces que me ha pasado algo en las piernas”, prosiguió la cubana.

“Esas fotos cuando me las mandan hoy me dicen: ‘Los paparazzis están tratando de vender estas fotos como algo nuevo, tú con otro hombre’, así que esto no es tanto para el público sino para el paparazzi que está tratando de vender estas fotos que nadie le ha dicho que tienen seis años., que estamos más buenos que antes no podemos evitarlo”, terminó bromeando la presentadora.

“Hay que tener cuidado con las imágenes, con lo que se vende y el daño que se puede hacer sin uno averiguar bien las cosas. Son fotos de una producción de Gordo y Flaca del año 2012, ¿qué más les puedo decir”, concluyó.

(Con información de Mundo Hispánico)