Líder de la UNPACU insta al régimen cubano a publicar el vídeo completo del juicio en su contra/Imagen de archivo

La médico y esposa de José Daniel Ferrer, Nelva Ismarays Ortega, quien pudo visitarlo el jueves pasado en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba, contó a Radio Martí, que el líder opositor retó al Gobierno cubano a hacer públicas las grabaciones del juicio en su contra, con la convicción de su inocencia.


Además de la también activista, asistieron al encuentro con su padre Fátima Victoria y José Daniel Ferrer Cantillo, la cita con el preso politico duró aproximadamente una hora.

Según Nelva Ismarays, en la visita como en otras ocasiones no tuvieron la más mínima privacidad, con tres oficiales carcelarios vigilantes.

A juicio de Ferrer, relata su esposa, aunque el juicio del miércoles «fue un gran show», el abogado que lo representó había hecho «una magnífica defensa».

No obstante, él sabe que la decisión de su caso y el de otros tres miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) «están en manos de lo más alto (…) que es lo que ocurre en una dictadura, y más cuando lo quieren tener fuera de las calles».


De igual modo el líder político agradeció el apoyo que ha recibido a su familia, de otros activistas, personalidades, instituciones y organismos internacionales.

También agradeció a José Pupo Chaveco, Roilán Zárraga Ferrer y Fernando González Vaillant, quienes pese a las represalias que pueden esperarles, dijeron la verdad todo el tiempo, durante el juicio.

En el proceso judicial hubo irregularidades y presiones de la Seguridad del Estado contra tres vecinos de Ferrer, «testigos naturales», que declararon a favor de los acusados, contó Ortega, quien estuvo presente en la vista oral.

El líder de la UNPACU continúa negándose a usar el uniforme de preso, y por ello no recibe atención médica.

«Nos dijeron que no podíamos pasar sus medicamentos», explicó su esposa.

Ferrer mantiene el ayuno los días 24 de cada mes en protesta por su injusto encarcelamiento, y para exigir la libertad de los presos políticos en el país comunista.

Ademas reta al regimen castrista a hacer público el video de las más de 12 horas de juicio, porque considera que en ese proceso quedó demostrada su inocencia y la de los otros tres presos.

El juicio fue grabado todo el tiempo por un equipo de la prensa oficial, pero con especial énfasis durante las acusaciones de Sergio García, una doctora y un instructor del caso que lo apoya.

Los testimonios de los opositores no fueron grabados de igual manera, notó Ortega, quien cree el régimen puede editar el vídeo, y presentar el material a conveniencia.

«Aquí en Cuba hay mucha ignorancia política, y muchas personas creen nada más lo que dice el periódico Granma [diario del partido comunista] y el noticiero [nacional de televisión]», añadió la activista.

Al opositor lo encarcelaron nuevamente en una celda de castigo, en la que no tiene acceso a sus pertenencias, para su esposa «ningún ser humano merece la situación inhumana, degradante y cruel» que Ferrer está viviendo en Aguadores.