Hijo de José Daniel Ferrer asegura que su padre «está dispuesto a morir por la libertad de Cuba»/Imágenes tomadas de CubaNet y redes sociales

La esposa del líder opositor José Daniel Ferrer, Nelva Ismaray Ortega fue detenida el domingo 9 de febrero, junto a los hijos del coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el bebé de seis meses de nacido, y José Daniel Ferrer Cantillo de 17 años, informa CubaNet.


La también médico cubana pudo dejar al bebé con su abuela, para evitar que el niño fuera trasladado junto a ella, a la Tercera Unidad Policial, La Motorizada.

El hijo del preso político fue conducido a la Segunda Unidad Policial, conocida como el Palacete.

El joven denunció que fue interrogado por agentes de la Seguridad del Estado, identificados como Franky y Lázaro, este último jefe de la Unidad de Enfrentamiento de la provincia.

«Me aseguraron que van a confiscar las dos sedes de UNPACU con todo lo que tienen dentro, que ya allí no se va a hacer más activismo», advirtió Danielito, como le llaman cariñosamente familiares y amigos.


De acuerdo al adolescente, los segurosos le dijeron que querían que él le pidiera a su padre salir del país, y él les contestó que no lo haría.

«…Que jamás le diría eso y que él tampoco aceptaría irse porque él está dispuesto a morir si es necesario por la libertad de Cuba», agregó el hijo de Ferrer.

Danielito agregó los agentes le «quitaron el teléfono celular, como casi siempre pasa cuando me detienen y lo tengo encima», aclaró.

Tanto Nelva Ismaray, como Ferrer Cantillo estuvieron más de cinco horas bajo arresto arbitrario, sin una orden de detención que justificara los hechos.

Los hijos de Ferrer que se encuentran en Cuba, son todos menores de edad, y junto a su esposa Nelva Ismaray, han sido objeto de otras injustas detenciones durante y después del encarcelamiento del líder político el 1 de octubre de 2019.