El gobierno cubano detuvo este domingo al hijo de José Daniel Ferrer, quien se llama igual que se padre, para enviar un mensaje al líder opositor.


José Daniel Ferrer Cantillo, de 17 años, fue detenido este domingo y llevado a la Segunda Unidad Policial, conocida como el Palacete. La esposa de Ferrer, Nelva Ortega Tamayo, también resultó detenida pero llevada por separado a Tercera Unidad Policial, La Motorizada.

“Me aseguraron que van a confiscar las dos sedes de UNPACU con todo lo que tienen dentro, que ya allí no se va a hacer más activismo”, dijo el joven adolescente que fue liberado horas después el mismo domingo.

Ferrer hijo dijo a Cubanet que la detención tenía entre sus objetivos enviarle un mensaje a su padre. «(…) lo principal es que querían que yo le dijera a mi papá que saliera del país, y yo les dije que no, que jamás le diría eso y que él tampoco aceptaría irse porque él está dispuesto a morir si es necesario por la libertad de Cuba”.

El joven y la esposa de Ferrer permanecieron detenidos por más de 5 horas, y como es habitual no se les hizo un registro oficial de la detención.


Ferrer, el líder de la Unión Patriótica de Cuba, se encuentra recluido desde el pasado 1 de octubre cuando fuera arrestado en conjunto con otros miembros de la organización opositora. Actualmente se encuentra en una celda de castigo en la prisión de Aguadores.

Su esposa ha pedido su liberación públicamente, y organizaciones y líderes internacionales han pedido su liberación en vano. El régimen de la isla intenta procesarlo por supuestos delitos comunes.