Gritos de horror frente al policlínico de Alquízar, Cuba: «¡Me lo mataron!»/Imagen tomada de redes sociales

Una familia cubana en Alquízar lanzaba gritos desesperados, tras vivir el horror de ver a un familiar morir por una negligencia médica, presumiblemente por falta de oxígeno, en estos días en que tanta gente está falleciendo en la Isla por la pandemia de Covid-19, y las complicaciones derivadas de la falta de medicamentos e insumos para atenderlos en las instalaciones de salud.

«¡Me lo mataron! ¡Me lo mataron por negligencia!», lamentaba una mujer llorando, frente al policlínico de Alquízar.


«No es Afganistán, no es África, es una familia de mi pueblo que llora su familiar y estos singaos están tapando al médico culpable. Juan Carlos, en paz descanses. SOS Cuba, Díaz Canel el coño de tu madre singao», escribió Claudia Decinia Riveron Cribeiro, la cubana que hizo la denuncia en redes sociales.

Según los comentarios, el hombre que murió era impedido físico, y vivía detrás del restaurante El Patio, en esa localidad del país caribeño.

Hechos como estos se dan a diario en la Isla comunista, donde hay casos de personas que han fallecido en sus hogares esperando una ambulancia. Los cubanos están muriendo sin tratamiento médico, porque no hay fármacos como antibióticos o analgésicos, incluso el propio régimen llegó a admitir los problemas que tienen con el oxígeno artificial, excusándose en la avería de una planta que produce este gas en La Habana.