“Actualizar, corregir…fortalecer el trabajo por cuenta propia” es el titular que publicó el diario Granma ayer, anunciando el paquete de 20 medidas que el Gobierno cubano hizo públicas este martes en la Gaceta Oficial con el objetivo de “reordenar” al sector privado.

Según el órgano oficial del PCC (Partido Comunista de Cuba) “para lograr que la gestión por cuenta propia sea un proceso de avances sostenibles el país ha tomado una serie de medidas encaminadas a la ampliación y perfeccionamiento de esta actividad”.

Las nuevas medidas permitirán agrupar y ampliar el perfil de las actividades por cuenta propia, y después de casi un año paralizadas, se volverá a retomar la entrega de licencias.

Luego de su publicación en la Gaceta Oficial, las nuevas normas entrarán en vigor en 150 días (cinco meses), en este plazo también se comenzarán a otorgar nuevas licencias para los trabajadores del sector privado, permisos que habían sido suspendidos desde agosto de 2017.


La nueva regulación tendrá la doble función de seguir desarrollando las actividades por cuenta propia, lo que significa un mayor aporte al país, de igual modo perseguir las ilegalidades que se estaban cometiendo, como el uso de “materiales de procedencia ilícita”, la defraudación de impuestos o el uso de testaferros, detalla el Gobierno.

Previsiblemente las medidas entrarán en vigor en el mes de diciembre, y las que hasta ahora eran 201 actividades por cuenta propia permitidas en la Isla, se reunificarán en solo 123, ya que sin eliminar ninguna de las actuales, se busca “una reducción de los trámites”.

Tres nuevos oficios permitidos fueron aprobados: el de panadero-dulcero, arrendador de medios de transporte, y el servicio de bar y recreación.

No obstante, se “ratifica la decisión de no otorgar nuevas autorizaciones” para actividades como las de vendedor mayorista o minorista de productos agropecuarios, operador de equipos rústicos de recreación, vendedor ambulante de productos agrícolas, y comprador-vendedor de discos, dio a conocer Granma, citado por CubaNet.

Asimismo se eliminará la prohibición a los arrendadores de viviendas de rentar a personas jurídicas, destaca la publicación.

De acuerdo a datos oficiales, en el mes de mayo, la cifra de trabajadores por cuenta propia ascendía a 591.456, CubaNet apunta que esto “supone un crecimiento desde los 157.531 del año 2010 y significa actualmente el 12% de la fuerza laboral del país”.

Las nuevas medidas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social incluyen además modificaciones para “ordenar” el transporte de pasajeros, uno de las cuestiones más deficientes de Cuba, “donde ahora se exigirá como requisito un carné de conducir válido y se limitará el alcance territorial de la licencia”.

Se llevará a cabo en La Habana un experimento con 6.000 chóferes “cuentapropistas” que “conducen vehículos de pasajeros en la capital y que consiste en agrupar el servicio en 26 terminales con 23 rutas asociadas”, a partir del último mes del año.

Para incluirse dentro de este grupo, los taxistas tendrán que abrir cuentas bancarias, y el beneficio con el que deberán contar será la posibilidad de adquirir herramientas, partes, piezas y combustible a precios subsidiados.

Entre las nuevas normas aparece que se elimina la exoneración del pago de impuestos por contratación de hasta cinco trabajadores, y se ajusta la base impositiva mínima para el pago de este impuesto, que continúa siendo del 5%.

Se implementan cuentas bancarias fiscales, para buscar la “transparencia” de la gestión del sector privado, y al principio será de carácter obligatorio para quienes brinden servicios gastronómicos, constructivos, arrendamiento de vivienda, habitaciones y espacios, así como la transportación de pasajeros.

(Con información de CubaNet y Diario de Cuba)