Aeropuerto de La Habana. Foto: Cuba en Miami

A pesar de que el coronavirus ha matado a más de 5.000 personas en el mundo, y ha infectado a 140.000 en 126 países, Cuba no cree sea necesario cerrar las fronteras por la pandemia, cuyo epicentro ahora mismo es Europa, indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Jorge Luis Bubaire, jefe de la Aduana en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana dijo en conferencia de prensa, que «se considera que con las medidas tomadas no es necesario» cerras las fronteras, o cancelar vuelos de ningún país.

Aunque «está previsto que si la situación lo amerita, se adoptarán las decisiones convenientes en cada caso y momento», afirmó el funcionario, de acuerdo al periódico oficialista Trabajadores.

Según Bubaire, en el momento de identificar alguna situación sospechosa sobre el contagio de algún viajero por esta enfermedad, la Aduana «procede de manera expedita al seguimiento de los planes establecidos».

Las autoridades de salud tienen el primer contacto con el avión, explicó el funcionario.


Trabajadores de salud suben a la aeronave y obtienen la información del comportamiento de los viajeros, en caso de que se reporten síntomas en algún pasajero se aísla de inmediato, y se le aplican controles de rigor.

Hasta el momento no se ha suspendido ningún vuelo, y de acuerdo a Bubaire están llegando menos cantidad de personas de lo normal, obviamente ante la situación con el COVID-19 que mantiene en jaque al mundo entero.

En las redes sociales han sido cientos de cubanos los que han pedido se cierre la Isla a los turistas, hasta que se controle la pandemia, pero el Gobierno se ha negado, y ha afirmado en varias ocasiones que tiene un plan claro para enfrentar la enfermedad, y el país está preparado para afrontar la situación, al tiempo que desde la Mayor de las Antillas, muchos han opinado Cuba no está en condiciones de hacerle frente al coronavirus, ante la escasez de productos de aseo, y de medicamentos.