El lunes 12 de septiembre fue detenido en el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, a un pasajero que contenía en el interior de su cuerpo 22 cápsulas de cocaína, según informó la Aduana de Cuba.

 Desde la cuenta oficial de Facebook de la Aduana de Cuba difundieron la noticia:


 “Siguen apreciándose resultados positivos en el accionar de la oficina de AIRCOP UNODC en La Habana, Cuba. A través del estudio mediante la Técnica de RX de los pasajeros en el aeropuerto capitalino, se detecta un sospechoso que portaba 22 cápsulas ingeridas con cocaína”

Hechos delictivos son detectados a través de dicha organización, en el mes de agosto detectaron a una pasajera que llevaba oculto documentos de identidad de variadas nacionalidades dentro de las suelas de varios zapatos en el equipaje, siendo detenida en la instalación aeroportuaria.

“El grupo AIRCOP UNODC en La Habana, Cuba, detectó caso de trata de personas, donde una pasajera transportaba múltiples documentos de identidad con diferentes nacionalidades que fueron detectados en suelas de zapatos mediante equipos rayos X en la Aduana de Cuba”, anunciaron.

AIRCOP es un proyecto implementado por la Oficina de las Naciones contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), de conjunto con INTERPOL y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), con el objetivo de crear grupos operativos inter agenciales que fortalezcan las capacidades de los aeropuertos internacionales en la detección e intercepción de drogas, como otros bienes ilícitos y pasajeros de alto riesgo, incluidos los terroristas extranjeros, en los países de origen, tránsito y destino para interrumpir las redes delictivas transnacionales.