Familiares de las fallecidas en derrumbe en La Habana, aseguran la tragedia pudo ser evitada (Imagen captura de pantalla, Univisión 23)

Familiares de las fallecidas en un derrumbe que tuvo lugar en un barrio residencial en La Habana, el domingo, ofrecieron sus testimonios sobre la muerte de sus seres queridos al periodista Javier Díaz para Univisión 23, y aseguraron la tragedia pudo haberse evitado.


«Mi primita, mi Elisita fallecida por este accidente tan catastrófico», expresó Nathalie Llizo González desde Ecuador, sobre la muerte de Elizabeth Fariñas una niña de 13 años, sepultada bajo los escombros, junto a su madre Yanet Pino de 48.

«Es impresionante como nos ha costado aceptar o simplemente digerir que lo que está ocurriendo pudo ser evitado hace años», añadió en referencia a la falta de interés del Gobierno cubano por resolver el problema que tenía esta familia con la vivienda.

La abuela Amparo González de 69 años, madre de Yanet y abuela de Elizabeth se encuentra hospitalizada en estado crítico tras el derrumbe.

«Mi familia completa está destruida, sufrimos como han sufrido mucha gente en Cuba que han perdido gente, nosotros no somos los primeros, y estoy seguro tampoco seremos los últimos», aseguró Rodrigo Fernández González, un familiar de las víctimas que habló vía telefónica desde La Habana.


La casa colapsada estaba ubicada en la Avenida 21, entre 30 y 34 en el municipio Playa, de acuerdo a los familiares desde hace más de tres décadas estaba en peligro de derrumbe.

«No están muertas por su responsabilidad, basta ya de manipulación, basta ya de mala información, de mentiras, no es el momento de sacar papeles sucios», explicó Llizo González.

Las víctimas residían en el garaje de la vivienda, al parecer el único espacio que todavía quedaba habitable. De acuerdo a sus familiares en la Isla, desde hace años estaban esperando dos apartamentos que las autoridades les prometieron.

«Fueron años detrás de Vivienda, y de las distintas direcciones», confesó Nathalie Llizo, prima de la niña que murió.

El régimen aseguró este martes que les había entregado los apartamentos a las víctimas, pero sin embargo ellas prefirieron seguir viviendo allí por su conveniencia.

«¿Cómo le van a dar dos apartamentos y mi familia no se va a enterar?¿O no los van a vivir, y deciden vivir en el derrumbe, porque les gusta el derrumbe? Eso no es así, eso es manipulación, eso es mentira», explicó Llizo González visiblemente molesta con las falsas declaraciones del Gobierno.