Hotel Paradisus Rio de Oro, Cuba/Imagen de archivo

La familia de origen cubano Sánchez Hill le toma la palabra a Meliá, y pide incluir en su demanda al régimen de La Habana, y a Gaviota, la compañía de los militares, dio a conocer Diario de Cuba citando reporte de Vozpópuli.

A partir de una reclamación de los demandantes contra la hotelera española, Meliá pidió ante la jueza de Primera Instancia nº24 de Palma de Mallorca, que la demanda también incluyera al Gobierno cubano, ya que la compañía «se limita a gestionar los establecimientos» en la Isla, «pero la titularidad de los inmuebles es estatal».


Meliá creyó que si juzgarían por un presunto beneficio ilícito, todos los beneficiados deberían responder ante la justicia.

Sin embargo, aunque el régimen y Gaviota ahora están incluidos en la demanda de los Sánchez Hill, la reclamación económica es solo contra la hotelera.

La parte cubana podría pronunciarse si lo considera pertinente, indicaron fuentes judiciales.

Otros países no pueden ser juzgados por los tribunales españoles porque cuentan con inmunidad soberana.


La familia que reside en EEUU ha interpuesto este proceso legal contra Meliá, porque la firma construyó los hoteles Paradisus Río de Oro y Sol Río y Luna Mares, en Holguín, en terrenos expropiados en 1959.

Según los Sánchez Hill, Meliá actuó de mala fe, porque conocía que los terrenos habían sido confiscados por el régimen.

Este litigio está sustentado en el llamado enriquecimiento con causa ilícita.