Hotel Playa Costa Verde en Holguín (foto del sitio web)

La familia Sánchez-Hill basada en Florida desde que le fueran expropiados sus terrenos en Cuba en la década de los 60′ ha anunciado que prepara demanda bajo el Artículo III de la Ley Helms-Burton en efecto a partir del próximo 2 de mayo.


La demanda que será presentada será en nombre de los descendientes de Rafael Lucas Sánchez Hill quien era propietario de una hacienda de 40.000 hectáreas al norte de Holguín con 57 kilómetros de costa, informó el diario ABC en España.

Las empresas españolas operan varios hoteles en terrenos de lo que fuese la hacienda de los Sánchez-Hill; hoteles como el Sol Río de Luna y Mares y el Paradisus Río de Oro de Meliá, así como el Costa Verde y el Playa Costa Verde de la cadena Blau.

Los hoteles aunque no son propiedad de las hoteleras, estas los rentan al Grupo Gaviota, controlado por los militares del régimen cubano. Las hoteleras españolas ofrecen sus servicios como intermediarios que pagan al Grupo Gaviota por el alquiler de las instalaciones.

Las demandan pedirán indemnización a estas empresas españolas por operar sobre legítimos terrenos de la familia Sanchez Hill.


Los Sánchez Hill están investigando además si hay otras empresas españolas que operen total o parcialmente hoteles dentro de lo que fue su hacienda.

«Para nosotros poder ir a juicio ahora es una bendición del cielo porque va a hacer ya 60 años que nos robaron nuestras propiedades», explica a ABC España Jorge Latour Sánchez, que tuvo que abandonar Cuba con cinco hermanos, nietos del patriarca, tras la expropiación del régimen. A sus 84 años, Latour ha visto morir a tres de los hermanos con los que llegó a Florida. «Ellos no podrán ver cómo por fin se puede hacer justicia después de tantos años», dice.

La familia Sánchez Hill hoy tiene más de 100 descendientes. La mayoría de ellos viven en Estados Unidos, pero hay algunos también en España.