Farmacia estatal cubana (Imagen tomada de El Político)

La escasez de medicamentos en Cuba continúa, e incluso ahora llega hasta los hospitales con faltantes de todo tipo, además de largas colas en las farmacias del territorio nacional, reporta Martí Noticias.


Fernando Ginarte de Contramaestre, en Santiago de Cuba explica que los analgésicos, que antes se vendían libremente, tampoco se encuentran en estos momentos en los establecimientos estatales.

Los cubanos califican la situación con los medicamentos como crítica, en conjunto con la crisis alimentaria que se vive en el país caribeño, la cual ha disparado todas las alarmas de los nacionales del inicio de otro «período especial», como el de la década del 90 del pasado siglo.

Yoel Espinosa Medrano, cuentapropista, residente en Santa Clara, cuenta que las colas y espera para adquirir medicinas son enormes y no siempre las hay.

Los habitantes en Santa Clara hacen «colas por días, esperando a comprar los medicamentos para la presión arterial (…) y los calmantes», reveló Espinosa Medrano.


El doctor Santiago Márquez Frías, de Manzanillo, Granma explica que el desabastecimiento afecta también a los hospitales, donde hay dificultades «con reactivos, con jeringuillas, o sea, una debacle», apuntó.

La situación en La Habana, capital de la Isla no es muy distinta, según Pedro Acosta, las medicinas en falta afectan a personas que padecen hipertensión y cardiopatías.

«Los que más están faltando son los medicamentos para el corazón, para la presión, para la regulación del ritmo cardíaco», detalló Acosta.

El médico Ramón Zamora desde Holguín, añade que en ese territorio la situación es tensa con los antibióticos.

«Al personal que acude a los cuerpos de guardia de los hospitales, en este caso el hospital Lenin (hospital provincial de Holguín), por ejemplo, tienen algún tipo de problema renal y le deben mandar ciprofloxacino, pues no hay» desde hace tiempo, confiesa el profesional de la salud.

No se encuentra ibuprofeno u antiflamatorios esteroideos, en falta también están la cimetidina, el omeprazol y la ranitidia, indica el galeno.

Un faltante de 48 medicamentos vitales, que no tienen sustituto, fue reconocido por las autoridades del Ministerio de Salud Pública de Cuba al cierre de 2018.