Diana Matos, que como la mayoría de los residentes en Bejucal se queja de los servicios comunales en Cuba explica que llevan un mes sin que recojan la basura, “ya hemos tenido que botarla al basurero por nuestros medios y hasta en la bicicleta porque aquí nadie pasa a recogerla. La suciedad y los mosquitos nos están comiendo y a nadie parece importarle”, se queja la mujer.


Roberto González, vecino de “El Sapo”, uno de los barrios del lugar, declaró: “leí un artículo en Martí Noticias sobre la construcción de antenas parabólicas gigantes para espionaje en las cercanías de mi municipio, y entonces me pregunto, ¿para construir antenas sí hay dinero, pero para recoger la basura o para arreglar las calles no? Espero que nunca pase nada, pero a nadie aquí en Bejucal [un municipio situado a más de 20 kilómetros al sur de La Habana] le preguntaron si estaban de acuerdo con la construcción de esas antenas”.

“Aquí estuvimos con Zika mi esposo y yo, ni siquiera vinieron a fumigar la casa, ya eso es normal, como coger un catarro, la suciedad es tan grande que las epidemias se propagan rápido, en esta cuadra más de cuatro familias enteras se enfermaron con diarreas y vómitos recientemente porque el agua también está contaminada. Caemos como moscas y los hospitales están peor de sucios y llenos de infecciones”, denunció Gladis, otra entrevistada.

Según un funcionario de la Empresa de Servicios, que pidió hablar bajo anonimato dijo que el problema es que solo hay un tractor para recoger la basura del pueblo entero, y ahora el tractor no tiene gomas.

“Otras veces se rompe o no tenemos combustible, el problema de la basura ya es grave y hemos informado al Poder Popular y al Partido pero hasta ahora no hay una solución a corto plazo”, relató.


Ángela Hernández, especialista en medicina interna destaca que ha habido un aumento sustancial de enfermedades respiratorias, digestivas y casos de dengue y zika en Bejucal.

“Se ha observado un incremento de pacientes en nuestro centro con infecciones digestivas bacterianas asociadas a la contaminación de las aguas, también muchos casos de neumonía bacteriana e infecciones respiratorias. Por supuesto que la mala higiene que hay en las calles y la acumulación de basura y desperdicios tiene mucho qué ver con esto, hacemos énfasis en hervir el agua y tratar de mantener la mayor higiene dentro de las casas y todo el que tenga la posibilidad de botar la basura por sus medios que lo haga para evitar focos de mosquitos e infecciones en las calles”, puntualizó.

“En el último mes he tratado a más de 100 pacientes con infecciones bacterianas del tracto digestivo e infecciones bacterianas respiratorias, leí un artículo hace poco que explica que el polvo del Sahara está influyendo en nuestro país y ocasionando infecciones respiratorias, pero en el caso de Bejucal creo que la basura acumulada en las calles es la mayor fuente de bacterias que está enfermando al pueblo”, comentó un médico que también pidió no identificarse por temor a represalias.

Más de 25 mil habitantes tiene el municipio de Las Charangas, sin tener en cuenta las nuevas zonas de desarrollo, que se han ampliado en los últimos cuatro años, nadie entiende que para atender la recolección de basura haya un solo tractor.

(Con información de CubaNet)