El único museo que salvaguarda la historia del cuerpo de bomberos en la Isla, está siendo sometido a una restauración capital para devolverle sus características originales, el último edificio neoclásico construido en Cuba fue declarado Monumento Nacional.


Según Efe, las obras de restauración han dejado al descubierto túneles de desagüe por debajo de la Plaza de la Vigía, donde se encuentra la edificación.

Aunque nunca se había comprobado, la leyenda de los túneles circulaba por la ciudad de Matanzas.

Al desmontar los pisos, hallaron botellas y restos de otros utensilios pertenecientes a los primeros ocupantes del edificio.

El inmueble se inauguró en agosto del año 1900, allí radicaba el antiguo cuartel de bomberos de Matanzas, aún sede de este cuerpo. La edificación fue diseñada por el arquitecto Bernardo de Granda y Calleja.


Biolexis Ballester, directora de la institución dijo que la restauración avanza de acuerdo al plan que prevé contar con el edificio renovado el próximo 12 de octubre, cuando se celebre el 325 aniversario de la fundación de Matanzas, dio a conocer la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN).

De acuerdo a Ballester, la reconstrucción abarca el montaje de nuevos techos, así como la reparación de los pisos, de la plaza aledaña y de otros espacios, a cargo de un grupo constructor del Ministerio del Interior con asesoría de la Oficina del Conservador de la tricentenaria ciudad y una empresa de proyectos de arquitectura.

(Con información de Diario de Cuba)