El régimen elimina el listado de actividades permitidas al sector privado, en medio de la crisis por el Covid-19/Imagen tomada de Diario de Cuba

El Gobierno cubano eliminará la lista de actividades permitidas al sector privado en la Isla, ya que según la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, el listado «no propicia el desarrollo de la creatividad nata que tiene el cubano», informa Diario de Cuba.


Durante su intervención en la Mesa Redonda informativa el jueves, Feitó Cabrera explicó que el enfrentamiento al coronavirus, ha dejado «experiencias positivas que demuestran esta posibilidad».

De acuerdo a la funcionaria, podrán llevarse a cabo «actividades de perfil mucho más amplio», cuyo alcance será determinado «a partir del proyecto de trabajo que presente el interesado».

La ministra dijo que al Gobierno solo le preocupará que el negocio sea «lícito» con recursos y materias primas compradas legalmente.

Asimismo anunció buscarán la manera de perfeccionar los trámites para los interesados en adquirir futuras licencias, pues en la actualidad «hay una larga lista de pasos para quienes desean emprender estas actividades».


Feitó Cabrera mencionó que intentan «trabajar con ventanilla única para que la entidad que autorizará su actividad realice todos los trámites».

Mauricio Miranda Parrondo, economista cubano, precisó que aunque la «medida es correcta», espera que los «proyectos de los interesados» no tengan que enfrentar trabas burocráticas para que se les permita operar.

«Lo mejor es establecer reglas claras» y que «todo lo que no está prohibido esté permitido», evitando así «la corrupción que puede ocurrir en los mecanismos de autorización».

El experto también habló de la necesidad de «trabajar en una Ley de Empresa y en que se acabe de establecer un marco legal adecuado para el funcionamiento de microempresas, pequeñas y medianas empresas, con independencia del tipo de propiedad».

Sin embargo, muchos opinan que esta medida debió tomarse hace muchos años atrás, y no esperar a que viniese una pandemia, para entonces incentivar a los cuentapropistas.

«Hace décadas ha sido sugerida por personas que fueron expulsadas de sus universidades, sancionadas, tildadas de neoliberales, mercenarios y demás», precisó el periodista e investigador José Raúl Gallego, haciendo referencia a la nueva medida.