Juan Miguel González Quintana, padre de Elián González y Fidel Castro/Imagen tomada de Escambray

Juan Miguel González Quintana, padre de Elián González, dijo en entrevista con el periódico estatal Trabajadores, que Fidel Castro «dondequiera que esté debe sentirse honrado» por la labor del Gobierno de la Isla ante la pandemia de Covid-19.


«Un logro como este le hubiera hecho muy  feliz», añadió el padre de Elián González, haciendo referencia al tema sanitario.

«Felicito a Raúl Castro, al presidente Díaz-Canel, al primer ministro Manuel Marrero, a la dirección del país por la certera guía en un combate donde los médicos se visten de héroes», afirmó.

Sobre el dictador, González Quintana añadió que a veces se siente «culpable, de que con su edad se haya desgastado tanto y… quería estar en todas las tribunas abiertas, en marchas, primero por Elián, luego por los Cinco Héroes, a quienes les extiendo mis disculpas, también a sus parientes, porque la batalla  por el regreso de ellos tuvo que ser aplazada…».

Los tres hijos de Juan Miguel González, Elián, Hianny y Liandy «son militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas», puntualiza Trabajadores.


«El tiempo pasa, ¡pronto seré abuelo! Elián será un buen padre, no tengo dudas de eso, tampoco de la gratitud infinita nuestra y de toda la familia por cómo Cuba, parte del pueblo norteamericano y de otros países pelearon porque estuviéramos juntos», agregó.

Elián González, quien ahora es un ingeniero militar de 26 años, anunció el 21 de junio pasado, que pronto se convertirá en padre.

Elián se hizo célebre a inicios del nuevo milenio (2000), cuando sobrevivió al naufragio de una embarcación de migrantes cubanos que iban rumbo a EEUU, en búsqueda de libertad y de un mejor futuro. Su madre, Elizabeth Brotons, y otras diez personas fallecieron intentando llegar a Florida, pero el niño de seis años quedó vivo, y fue rescatado y posteriormente entregado en Miami a unos parientes lejanos en custodia temporal, lo que desató una disputa y una ola de tensiones entre los gobiernos de EEUU y Cuba.

Finalmente el ‘balserito’ cubano como también se le conoce, fue devuelto a su padre en la Isla, luego de un largo proceso legal en Estados Unidos, y numerosas jornadas de movilizaciones en Cuba.

Desde entonces, el Gobierno cubano consideró a Elián una «victoria política».