Economistas advierten las nuevas medidas del régimen provocarán «presión inflacionaria»/Imagen tomada de Prensa Latina

Las medidas del régimen relacionadas con el proceso de unificación monetaria y cambiaria podrían provocar «una inflación» que reducirá «el poder adquisitivo promedio», explicó el economista cubano Pedro Monreal, a través de un texto publicado en sus redes sociales, informa Diario de Cuba.

A su juicio «un incremento sustancial de la demanda debe ir precedido de un incremento de la capacidad de oferta, sobre todo de alimentos».


Sin embargo, la escasez de oferta pudiera ser la causante de que se desate la inflación.

Por su parte, Mauricio de Miranda explica mediante un artículo publicado en La Joven Cuba que no se trata de «una unificación monetaria total porque con la apertura de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) se mantiene la dolarización parcial de la economía y la segmentación del mercado doméstico de ciertos bienes que sólo se venden en dichas tiendas usando depósitos bancarios en esas monedas».

Miranda indica que aunque el Gobierno fijó una tasa de 1 USD por 24 pesos cubanos, en el mercado informal el dólar se cotiza entre 36 y 45.60 pesos cubanos actualmente, de ahí que a medida que escasea la divisa, la moneda extranjera pudiera tener aún más valor.

Según el experto, «la tasa de cambio oficial adoptada por el Gobierno es, frente a las condiciones del mercado, una tasa de cambio sobrevaluada y esto es un error de entrada».


Para Miranda «una tasa de cambio sobrevaluada significa que la moneda nacional vale más de lo que debería valer y eso afecta la competitividad de las exportaciones y abarata las importaciones, por lo que no se solucionaría plenamente los problemas que llevaron a adoptar la medida de devaluar que, dicho sea de paso, debió adoptarse hace muchos años».

En declaraciones a OnCuba, el especialista en temas económicos, Julio Carranza, dijo que la presión inflacionaria será «un hecho seguro», más allá de las declaraciones del Gobierno de Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro, de que la controlarán con tope de precios y sanciones.

De acuerdo a Carranza, medidas como las indicadas son «una fórmula para el crecimiento del mercado negro».

«No hay unificación de monedas porque la economía se está dolarizando, pero sí se avanza en la unificación de las tasas de cambio. Es probable que más adelante el Banco Central deba ajustar de nuevo la tasa de 24×1, pero comenzar con esa tasa es un paso muy importante», precisó el economista Pavel Vidal.

«Es muy difícil asumir que la inflación será moderada, ya que Cuba atraviesa un problema de ofertas de productos, entre ellos, de primera necesidad», opina Omar Everleny, doctor en Ciencias Económicas.

«Aunque los salarios se incrementen, los precios también aumentarán. En cuanto a lo expresado de que no se permitirá por parte del Estado el aumento desmedido de los precios, la realidad es la que lo demostrará», agregó.

Mientras Oscar Fernández, profesor de Economía de la Universidad de La Habana, asegura que «el avance de la oferta en dólares, sin que el diseño de la política permita que una parte mayoritaria de la población pueda acceder a esa moneda legalmente, más allá de acentuar desigualdades, excluye de consumos básicos a un gran número de familias».