Un hombre de 31 años de edad y una mujer de 26, ambos de nacionalidad cubana, fueron detenidos en la isla de Gran Canaria, por agentes de la Policía Nacional de España, por supuestamente ser autores de delitos relativos a la prostitución, tráfico humano y promover la inmigración regular, recoge Diario de Cuba citando a Europa Press.

Mujeres de entre 20 y 25 años procedentes de países suramericanos, eran captadas por los presuntos, fundamentalmente la vía en que las seleccionaban eran las redes sociales.

Los agentes de la Policía Nacional localizaron a cuatro víctimas de trata de seres humanos, en el transcurso de distintos controles a casas de citas y clubs de alterne de la isla de Gran Canaria, dentro del marco de la Operación Plataforma EMPACT de EUROPOL.

Los dos cubanos cabecillas de la red, no tenían antecedentes policiales, ambos pagaban todos los gastos de viaje de estas mujeres, y luego les exigían una suma superior en concepto de deuda, algunas de las víctimas fueron amenazadas con un arma de fuego en caso de negarse a ejercer la prostitución.


La policía intervino una vivienda particular, y confiscó una pistola simulada, con la que al parecer se llevaron a cabo las amenazas, y un monto de 4.500 euros.

Uno de los cubanos al frente de la red agredió sexualmente a varias mujeres en las casas de citas que dirigía.
Los delincuentes han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales.