Aeropuerto Internacional de La Habana. Foto: pio3 / Shutterstock.com

Una comisión nacional integrada por expertos de los ministerios de Salud Pública, Turismo, Transporte, el Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) y la Corporación de la Aviación Cubana (Cacsa), otorgaron la certificación a diez aeropuertos de la Isla, para reiniciar las actividades aéreas en la etapa post-Covid-19, luego de una rigurosa inspección en todas sus áreas, informó recientemente el semanario oficialista Opciones.


Según la prensa estatal, esta certificación se concede por cumplir con los protocolos de bioseguridad establecidos para recibir y despedir vuelos desde y hacia otros países.

De acuerdo a la periodista Lourdes Pichs Rodríguez, del periódico Ahora, «comprobaron la existencia de orientaciones sanitarias en los salones de las instalaciones, así como el dominio por parte de los trabajadores de los procedimientos y medidas concebidos en los protocolos de bioseguridad en las fronteras del país».

Los expertos también valoraron «las condiciones para garantizar las medidas establecidas en la prevención, enfrentamiento y control del nuevo coronavirus SARS-CoV- 2, entre esas la toma de temperatura a los viajeros a su llegada y salida; el distanciamiento físico y la desinfección de las manos».

No obstante, el aumento sustancial de casos de coronavirus en la Isla durante el último mes, han dado al traste con los planes de reapertura de las fronteras del país.


Hasta que la situación esté bajo control solo tienen permitido llegar y salir de suelo cubano los vuelos humanitarios.

Esta semana las autoridades dieron a conocer una serie de nuevas medidas más rigurosas que comenzarán a aplicarse a partir del 1 de septiembre en La Habana, que por ser la capital de la Isla tiene la más complicada situación epidemiológica, con el mayor número de infecciones.