papa-castro-regaloEl diario estadounidense The Washington Post critico al Papa Francisco por guardar silencio ante la represión en Cuba y evitar encontrarse con los disidentes de la isla.


«En la represiva Cuba, Francisco apacigua a los Castro”, se titula un editorial publicado el lunes por el diario The Washington Post. El diario estadounidense contrasta el hecho de que en la visita del Papa a Estados Unidos, Francisco se reunirá con los marginados de la sociedad estadounidense y abordará temas difíciles, incluida su dura crítica al capitalismo, en lo que sus correligionarios dicen es parte de la función que el Papa ha aceptado como defensor de los sin poder.

¿Cómo, entonces, explicar ─se pregunta el diario de Washington─ que durante su estancia de cuatro días en un país cuya dictadura comunista mantiene una implacable represión contra la libertad de expresión, la disidencia política y otros derechos humanos el Papa no haya dicho o hecho absolutamente nada que pueda desconcertar a sus anfitriones oficiales?

El Papa Francisco se entrevistó con Fidel Castro, que no ocupa ningún cargo oficial en Cuba , pero no con los disidentes, de los cuales dos que habían sido invitadas por el Nuncio a saludarlo en la catedral de La Habana fueron detenidas en el camino, y otras decenas, cuando intentaban asistir a la misa al aire libre.

“Encabezada por el cardenal cubano, Jaime Ortega, la iglesia se ha comprometido a una estrategia de trabajar con el régimen, confiando en alentarlo a una gradual moderación, que ha tenido magros resultados: Raúl Castro prometió a Ortega liberar a todos los presos políticos, pero los arrestos han continuado, y grupos disidentes dicen que el número de encarcelados ya sobrepasa los 70”, destaca el Post, y recuerda la muerte en un sospechoso accidente automovilístico del disidente católico Oswaldo Payá.