Unificación de la moneda en Cuba. Foto: JC Gonram / Shutterstock.com

El proceso de unificación monetaria, aún sin una fecha definida, implicará la eliminación del CUC, una devaluación alta del peso cubano y una posible inflación, adelantó en la Mesa Redonda informativa Marino Murillo Jorge, jefe de la denominada Comisión de Implementación de los Lineamientos, reporta Diario de Cuba.


El primer día de un mes todavía no determinado, se iniciará el proceso eliminando el CUC, puntualizó Murillo.

De acuerdo al portal de noticias Cubadebate, «ese día, una nota del Banco Central de Cuba anuncia el cese de la circulación legal del CUC (no se emite más, el que está en poder de la población sigue circulando y el Estado lo va recogiendo hasta que se agota) y también la nueva tasa de cambio».

Según Murillo, el pueblo tendrá tiempo para cambiar y gastar los CUC en su poder, ya que el proceso debe de llevarse a cabo en menos de seis meses.

Por otra parte las tiendas recogerán ese efectivo en las compras y devolverán los cambios en CUP, una medida que ya está en vigor dentro de Cuba.


Durante meses los cubanos han tenido que lidiar con el temor de que el régimen elimine la dualidad monetaria, y que ellos no cuenten con el tiempo necesario para cambiar su dinero.

Desde que comenzaron a circular los rumores sobre el proceso, muchos negocios privados e incluso empresas estatales rechazan los CUC.

Asimismo, explicó el dirigente, se respetará el tipo de cambio vigente antes de la medida. Lo que significa, que sea cual sea el tipo de cambio, las personas podrán realizar los canjes por el mismo tipo de cambio actual (24 CUP).

En lo referente al sector empresarial, las cuentas en CUC se convertirán en CUP 1×1, conservándose su valor actual.

La unificación cambiaria no será un proceso dilatado e implicará una devaluación alta, detalló Murillo Jorge.

Por último este proceso también incluirá una reforma salarial y el fin de subsidios, además de poner a los cubanos a trabajar más para poder vivir de su esfuerzo, advirtió el Ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández.