El Gobierno cubano anunció esta semana un paquete de regulaciones para el sector privado, Radio Martí entrevistó a algunos cuentapropistas en Cuba vía telefónica, que realmente están preocupados e inconformes al respecto.


Rafael Alba Macías, un botero (taxista) en la capital explica: “Si te acoges al taxi rutero puedes circular por la línea que ellos te indican, si no te acoges, no puedes. O te acoges a lo que ellos dicen, o entregas la licencia”.

Pedro Acosta que fue dueño de la paladar Doña Ceci, dice que las nuevas normas, y las referentes al impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, harán que el precio de los servicios aumente.

“La medida de pagar por cada uno de los trabajadores por cuenta propia que se tenga, va a obligar a las paladares a aumentar” los precios.

La implementación de la cuenta bancaria fiscal es otra de las novedades del paquete de medidas que ha impuesto el gobierno, que según la reportera Ivette Pacheco, por dicha cuenta deberán transitar todas las operaciones financieras relacionadas que lleve a cabo el trabajador por cuenta propia.


Otro entrevistado sugirió que el sector privado no puede seguir permitiendo que el régimen haga lo que quiera de ellos, que es necesario organizarse como sindicato.

(Con información de Radio Martí)