Cubanos denuncian falta el agua en Santa Clara, en medio de tensa situación con el Covid-19/Imagen tomada de Martí Noticias

Cada cuatro o cinco días les llega el agua potable a los residentes del barrio El Condado en Santa Clara, según Daily Rodríguez, ama de casa y madre de una niña «es terrible lo que están pasando todos para mantener la higiene, pues hay pocos recipientes para almacenar el agua», informa Martí Noticias.

De acuerdo a las fuentes que consultó la emisora del exilio, la crisis con el agua en esa provincia no se debe a la sequía, ni a los embalses vacíos, si no al mal trabajo del gobierno local que en años no se ha tomado el trabajo de reparar las instalaciones hidráulicas y las tuberías.


El activista Yoel Bravo López reveló que los embalses que suministran a la capital provincial están llenos, pero los conductos que la traen «son muy viejos, están rotos, y la mayoría del líquido se derrama en las calles».

Bravo López dijo que el agua «se va por los salideros y apenas llega a las viviendas», mientras en los lugares altos «no entra» por lo general.

Aunque hasta hace un tiempo los residentes en esa zona lograban abastecerse del preciado líquido, a través de los pozos particulares de los vecinos, con la pandemia de Covid-19 esa opción se ha complicado.

Rodríguez contó que ahora «muchos dueños» ya no quieren que las demás personas usen sus pozos, por el riesgo epidemiológico.


La isleña también detalló que otras localidades en puntos más elevados del territorio están peor, pues pueden tener faltante de agua hasta por 15 días.

Mientras Bravo alerta del peligro de contraer enfermedades, ya que el agua que circula por las redes hidráulicas deterioradas se mezcla con la que corre por las tuberías del alcantarillado antes de llegar a las viviendas.

Al tiempo que el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano comenta que el grave panorama no es nuevo, es algo que han tenido que soportar durante años.

El dueño de una cafetería privada, dijo que «para nadie es un secreto que las instalaciones hidráulicas son muy viejas, nunca se han restaurado, están rotas, y solo el gobierno puede arreglarlas».

Los villaclareños no tienen otra alternativa que «almacenar el agua en lo que puedan, pero eso trae otro problema, y es la proliferación de focos del mosquito Aedes Aegypti», recordó.

Espinosa Medrano se pregunta qué pasaría si prolifera el dengue, en medio de la crisis con el Covid-19.

La situación se torna más complicada porque el agua no solo escasea en los barrios y repartos de la provincia, también en los policlínicos.

El jueves 11 de febrero el Ministerio de Salud Pública registró 18 nuevos casos de coronavirus en la provincia, 14 de ellos en Santa Clara, y según el periódico oficialista Vanguardia deben incrementarse los contagios.