Cubanas en Arroyo Naranjo piden salir del aislamiento: «Nos estamos muriendo de hambre aquí, y no traen nada»/Imágenes captura de pantalla

Mujeres se lanzaron a las calles en Arroyo Naranjo, La Habana, el municipio más afectado en toda Cuba por la pandemia de Covid-19, a causa de la necesidad y el hambre que están sufriendo sus familias, una grabación editada por CubaNet muestra la fuerte escena.


«Nos estamos muriendo de hambre aquí, y no traen nada, y en la televisión… dicen que la gente que están aislados por el Covid-19 se le tiene que llevar aseo, tienen que dar buenas atenciones, y aquí no viene nadie», se le escuchaba decir a una de las que protestaba en la zona.

La habanera dijo también que había que vivir la realidad, al parecer los sospechosos de haber contraído la enfermedad en el municipio ya se encuentra en su casa, y en ese barrio no hay ningún caso positivo, afirmó.

«Y nos hicieron prueba la doctora está muy consciente de eso, entonces ¿por qué p…» no nos abren? Que abran», gritó la vecina quejándose.

Arroyo Naranjo se encuentra en confinamiento desde hace más de una semana, el 1 de septiembre tenía 27 focos abiertos, y tres eventos de transmisión local.


Los ánimos de los habaneros se están caldeando a medida que crece el descontento por las severas regulaciones que se han puesto en práctica desde el primer día del mes en curso, con un estricto toque de queda a partir de las 7:00 pm, para controlar los contagios.

El malestar de los cubanos con el régimen ha aumentado en tiempos de pandemia, por el aumento de la represión, escasez de alimentos, productos de higiene y medicinas, el hartazgo de una difícil cotidianidad en la que no se logra ver la luz al final del túnel.