Cubana de Hialeah estafó miles de dólares a través de una agencia de vuelos charters (Imagen captura de pantalla, América TeVé)

La agencia de vuelos charters a La Habana, ¡Ñoo, me fui!, con sede en Hialeah estafó a varios cubanos que perdieron su dinero tras sacar pasaje para fin de año, dio a conocer la periodista Adriana Quintana para América TeVé.


Como resultado de la estafa, la cubana María de Lourdes Van-Caneghem, residente en Hialeah y dueña de la agencia de viajes ubicada en el 2201 de Okeechobee Road, en el oeste de la ciudad, terminó siendo arrestada este miércoles por las autoridades.

Van-Caneghem realizaba transacciones fraudulentas con las tarjetas de las personas que llegaban a la agencia a comprar sus pasajes para viajar, y rentar autos en la Isla.

Según el detective Yoshua Garfinkel, «cuando ya tenían que viajar no tenían sus pasajes» para abordar los aviones, «al llamar a la señora para demandar su dinero, la señora no se presentó y no le devolvió el dinero a las víctimas».

«Me dieron dos pasajes pero eran falsos, nunca me dieron los boletos originales», explicó una de las víctimas.


En el caso de Carlos Navarro compró tres boletos para viajar a Cuba, por los que tuvo que pagar 1.500 dólares.

Además el hombre alquiló con la misma agencia un Mercedes Benz para conducir en la Isla por 1,607 dólares, para ambas transacciones la propietaria del negocio le pidió el dinero en efectivo, pero igual le dijo le dejara la información de cuatro tarjetas por seguridad.

«Empiezan los bancos a mandarme confirmaciones de que estaban sacando boletos a nombre de mis tarjetas para otras personas. Yo me paso el año trabajando para ver a mi familia, y entonces que te cojan el dinero así a lo descarado», detalló Navarro.

Otra víctima que no quiso revelar su identidad sí mostró al canal de Miami los comprobantes falsos que le dio Lourdes, por dos autos Mercedes Benz rentados en el país caribeño a un precio de 1.561 dólares cada uno.

La persona también se quejó de que la acusada le vendió dos mini splits y una cena navideña que también era falsa.

No se ha revelado hasta el momento una cifra exacta de la cantidad de dinero estafada por ¡Ñoo, me fui!, pero se estima fueron miles de dólares, dado el número de víctimas que se han ido a quejar con las autoridades.

Van Caneghem cuenta con un extenso historial por fraude, falsificación, posesión de tarjetas de crédito fraudulentas, robo de autos y violación de libertad condicional, además de otros delitos.

La cubana estuvo dos años en prisión en Florida, y cumplió otros dos años en una cárcel federal por fraude.

En la actualidad permanece en la cárcel TGK del condado.