Con el objetivo de agilizar la captación de capital foráneo e impulsar la economía cubana, que vive en una crisis perenne, el régimen de La Habana modificó este jueves sus leyes y simplificó el proceso de aceptación de los proyectos de inversión extranjera en el país, así lo dio a conocer en un decreto y tres resoluciones publicadas en la Gaceta Oficial.


Los cambios incluyen la eliminación del estudio de factibilidad como requisito obligatorio para presentar una propuesta de negocios ante el Ministerio cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX).

Pese a que Cuba reconocía en reiteradas ocasiones que necesitaba capital extranjero, el proceso de aceptación e implementación de los proyectos era lento, complicado y colmado de lastres burocráticos, y los potenciales inversores se terminaban desalentando.

Sin embargo con esta nueva medida se reducirán los plazos de evaluación y aprobación de los negocios y se definirá desde el inicio el cronograma de desembolso de capital para garantizar la agilidad del proceso inversionista, recoge Martí Noticias.

No cabe duda de que estas modificaciones “harán más expeditos los trámites, lo cual resultará beneficioso para todos aquellos inversionistas que deseen negociar con Cuba”, explicó Déborah Rivas, directora general de Inversión Extranjera del Mincex al órgano oficial del PCC, diario Granma.


Asimismo las disposiciones que datan de 2014, ahora eliminan la presentación de estudios de impacto ambiental y de compatibilidad “con los intereses de la defensa” en la propuesta inicial de negocios, e inscriben estos requisitos en fases posteriores de la tramitación.

Hace cuatro años atrás, la Isla se abrió al capital extranjero como una vía para reflotar y diversificar una economía decadente; no obstante aunque sí permite y promueve que empresas extranjeras inviertan en Cuba, obstaculiza a los llamados “emprendedores” cubanos. El Gobierno castrista impide que el sector privado se desarrolle, y la actualización de las medidas que entrarán en vigor en el mes de diciembre son el claro ejemplo de ello.

(Con información de Martí Noticias)