En un reciente informe presentado por Freedom House, Cuba vuelve a reincidir como el país con más censura sobre internet.

“El Gobierno (cubano) ha seguido controlando el panorama digital al bloquear sitios críticos. Las pruebas también encontraron que el proveedor de teléfonos celulares propiedad del estado, Cubacel, había estado filtrando sistemáticamente mensajes SMS nacionales que contenían palabras clave como ‘democracia’, ‘dictadura’ y ‘derechos humanos’”, indica el reporte.

El informe también coloca sobre la mira internacional la situación con los periodistas independientes en la Isla comunista, las “detenciones periódicas” y arbitrarias que sufren. Agrega que se les prohíbe acceder a puntos de acceso a la red de redes, controlados por el régimen, o se les despide cuando escriben para medios no estatales.

Venezuela y Cuba aparecen como las dos únicas naciones en Latinoamérica que ofrecen a sus ciudadanos un espacio virtual sin libertades.

El organismo no gubernamental condenó a Nicolás Maduro, por bloquear varias páginas web que transmitían en vivo protestas contra su gobierno.

También señaló que bandas armadas agredieron físicamente a usuarios de redes sociales, que intentaban documentar las manifestaciones en ese país, y que la oposición y sitios web independientes sufrieron olas de ciberataques nunca antes vistos.

Asimismo, Freedom House registró un aumento de la manipulación y censura de información en las redes sociales en la mitad de los 65 países evaluados.

Sanja Kelly, director del proyecto Freedom on the Net, alertó: “Los gobiernos usan ahora las redes sociales para suprimir el disenso y promover agendas antidemocráticas”.

“Esta manipulación no solamente es difícil de detectar, sino que es más difícil de combatir que otros tipos de censura porque es dispersa y por la gran cantidad de personas y cuentas automáticas involucradas”, acotó en declaraciones a la AP.

Entre junio de 2016 y mayo de 2017, de los nuevos países de América evaluados, el reporte detectó una disminución de libertades on line también en Brasil, Ecuador, México y Estados Unidos.

(Con información de Diario de Cuba)