Suzanne L’Esperance y su hija (Imagen tomada de redes sociales)

Una pareja de canadienses decidió pasar sus vacaciones de una semana en Cuba, sin embargo su estancia en la Isla se complicó cuando Suzanne L’Esperance se enfermó y tuvo que trasladarse a un hospital de urgencia, sus hijos recibieron un mensaje de texto días después, fechado del día 18 de noviembre, en el que decía quería regresar a su país, recoge Le Journal de Montréal.


Su esposo Jean-Maurice Mailhot estaba muy preocupado por las evidentes malas condiciones del centro de salud.

Los hijos de la pareja que dicen haber intentando todo para enviar el dinero y pagar el tratamiento de L’Esperance de 69 años, denunciaron que su madre «murió como un perro, en la calle».

El hospital cubano pidió más de 13.000 dólares para tratar a la canadiense, según Josée Desormeaux, uno de sus hijos, «el seguro se ofreció a pagar. Intentamos encontrar un camino a través de las tarjetas de crédito. Queríamos llamar allí para dar un número de tarjeta de crédito. No había nada que hacer».

Desormeaux también reveló la cantidad que pedían cambiaba «constantemente». Por añadidura pedían efectivo, y la paciente tenía que ir acompañada al banco para sacar el dinero.


«Mi madre salió y dijo que eso no podía ser así. Mi madre dijo: ‘no voy, quiero volver al hospital’. Dio diez pasos y cayó muerta, un paro cardíaco por estrés. Murió como un perro en la calle, teníamos el dinero», confesó Desormeaux.

Los familiares de la canadiense intentan ahora repatriar el cuerpo a su país, e investigar a fondo la tragedia.

MAMAN Tu es parti trop vite et en plus à l’autre bout du monde !! Ça devait être des belles vacances à Cuba mais tu as…

Posted by Josée Desormeaux on Monday, November 25, 2019

«MAMÁ. ¡Te fuiste demasiado rápido y más en el otro extremo del mundo! Debieron haber sido unas vacaciones agradables en Cuba, pero la hospitalizaron dos semanas antes de su partida, estaba muy estresada y cansada, no podía esperar a volver a casa, pero su corazón se detuvo…», escribió su hija en redes sociales junto a una imagen con L’Esperance.