Embajada de Estados Unidos en Cuba. Foto: Daniel Avram / Shutterstock.com

El gobierno de EEUU modificó el estatus de sus diplomáticos en la Isla, y ahora le permitirá tener familiares en Cuba, luego de que la administración del ex presidente Donald Trump lo prohibiera en 2017, por los casos del denominado «Síndrome de La Habana», informó Diario de Cuba.

Según AméricaTeVe Canal 41, el pasado 16 de agosto, el Departamento de Estado cambió el estatus de sus diplomáticos en Cuba de «no acompañado» a «parcialmente acompañado».


Un portavoz estadounidense, explicó que la decisión permitirá que los diplomáticos puedan residir en la capital cubana con sus familiares, siempre y cuando sean miembros adultos.

Esta es la primera medida de lo que podría ser la ampliación del personal en la sede diplomática, parcialmente cerrada desde 2017, por las afectaciones de salud que reportó la misión estadounidense en La Habana.

El denominado «Síndrome de La Habana», continúa siendo investigado por las agencias de Inteligencia de Estados Unidos.

«El presidente (Joe) Biden se ha comprometido a renovar el personal de nuestra Embajada en La Habana para mejorar nuestra capacidad de relacionarnos con la sociedad civil y, en el momento apropiado, aumentar los servicios  consulares a los cubanos, al tiempo que se garantiza la seguridad de los diplomáticos estadounidenses que sirven en Cuba», recordó el portavoz del Departamento de Estado en conversación con el canal miamense.


El vocero de Washington adelantó que «este es un paso en ese proceso», con el que Biden busca empezar a normalizar las relaciones diplomáticas con el régimen cubano.