Miguel Ángel Ruano Sánchez y su madre en Cuba/Imagen tomada de redes sociales

Un médico cubano que reside en Colombia denuncia ha sido víctima de acoso y amenaza de las autoridades de salud de Villa Clara, vía internet, quienes constantemente le escriben sobre la fragilidad de la salud de su madre de 88 años, y de la atención de ella en las entidades sanitarias de la Isla.


Miguel Ángel Ruano Sánchez, no solo publicó un extenso texto explicando toda la situación, sino que también sacó a la luz las imágenes del chat con la Dirección Provincial de Salud de Villa Clara.

Ruano Sánchez es originario de esa provincia, donde ejerció como médico durante años, hoy en día todavía no puede entrar a Cuba, por el castigo de ocho años que impone el régimen a quienes considera «desertores».

Hola soy médico cubano y quiero contarles a lo que se han dedicado toda la tarde hoy los "funcionarios" de la Dirección…

Posted by Miguel Angel Ruano Sanchez on Monday, July 20, 2020

«Me han escrito para amenazarme y tratar de manipularme psicológicamente con la salud de mi madre (me hablan de su mirada pérdida por los años (demencia) y las enfermedades que posee a sus 88 años, y tratan todo el tiempo con absoluta crueldad de culparme por su estado por no poder entrar yo a Cuba, según ellos porque eso es lo que se merecen los «TRAIDORES COMO YO», reveló el galeno en su texto.


El padre de Ruano Sánchez ya falleció en la Isla, y él no pudo entrar para velarlo y enterrarlo si quiera.

Miguel Ángel confiesa le escribieron durante más de cuatro horas desde esa cuenta oficialista, para presionarlo psicológicamente.

«La Dirección Provincial de Salud de Villa Clara, me estuvo sometiendo y reprochando, culpándome de la tristeza, la añoranza y el dolor que sufre mi querida madre por no poder verme, argumentó como se han agravado sus enfermedades», y lo llamaron «gusano traidor a la patria en busca de dólares», contó el fisiatra.

Le dijeron además que el dinero que él envía a Cuba, se lo roban a su madre las personas que la cuidan, y de nada sirve.

«Me amenazó con la situación de salud de mi mamá y su posible atención en Cuba, que podía pasar lo mismo que con mi padre y que no me dejarían por «TRAIDOR» entrar a Cuba y darle cristiana sepultura, como su hijo que soy», añadió.

«Lo siento madre, de verdad solo yo se cuánto lo siento y como tengo ahora mismo mi corazón, se que no soy el verdadero culpable y tú lo sabes, son ellos que no comparten mis ideas y mi pensamiento, que no me dejan reunirme contigo», concluyó.