Asegura Díaz-Canel ante la ONU que el Covid-19 no tomó al Gobierno cubano desprevenido/Imagen tomada de Diario de Cuba

Ante la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), el designado gobernante Miguel Díaz-Canel, aseguró ayer martes, que la pandemia de Covid-19 «no tomó a Cuba desprevenida», informa Diario de Cuba.


El sustituto de Castro dijo que las fortalezas del Gobierno para frenar el virus, han sido posible gracias a «décadas de enfrentamiento a epidemias terribles», y también gracias a que Cuba es «un estado socialista organizado, responsable de velar por la salud de sus ciudadanos, con capital humano altamente calificado y una sociedad con elevado grado de participación popular en la adopción de decisiones y en la solución de sus problemas».

El sitio oficialista Cubadebate, por su parte, dijo que «la aplicación de esas medidas, junto al conocimiento acumulado en más de 60 años de ingentes esfuerzos para crear y fortalecer un sistema de salud de calidad y alcance universal, así como la investigación y el desarrollo científicos, han permitido no sólo preservar el derecho a la salud de todos los ciudadanos, sin excepción, sino enfrentar la pandemia en mejores condiciones».

Así se ha ensalzado el Gobierno cubano, pese al significativo rebrote que ha experimentado el país comunista en los últimos meses.

No obstante, Díaz-Canel afirmó que el éxito de las autoridades cubanas se ha logrado «pese a las duras restricciones del prolongado bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de EEUU, recrudecido brutalmente en los dos últimos años, incluso en tiempos de pandemia, como prueba de que ese es el componente esencial de su política de hostilidad hacia Cuba».


Cuba acumula desde marzo 5.222 casos de Covid-19, han indicado las autoridades sanitarias, se contabilizan también 117 fallecidos por la enfermedad.

Pese a la exaltación del sistema de salud cubano por parte del líder comunista, las quejas de los cubanos en redes sociales por las malas condiciones de los hospitales en el país se han hecho cada vez más notorias en redes sociales.

Además Díaz-Canel defendió las «misiones médicas» de su Gobierno, y deploró lo que calificó como «chantaje gangsteril» de Washington.

Hay que recordar que el Gobierno estadounidense y relatores de la ONU y de organismos como Human Rights Watch, han denunciado las prácticas de semi-esclavitud por parte del régimen en relación con los profesionales de la Isla.