Arianna López, activista cubana del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo (FNRCOZT), inició este martes una huelga de hambre en su casa, Placetas, Villa Clara, con el objetivo de que se respeten los derechos de su esposo como recluso.


Mitzael Díaz Paseiro, es el esposo de la activista, y permanece preso en una cárcel cubana, Paseiro también integra el grupo opositor del que es miembro López.

La opositora dio a conocer la decisión de declararse en huelga de hambre durante una entrevista en el programa Cuba al Día, de Radio Martí.

Según reveló López con la protesta, exige que se le concedan a su esposo “los derechos que tiene todo encarcelado, y que desde que entró a prisión se los han negado, por no aceptar el adoctrinamiento carcelario”.

La activista también exige que Paseiro pueda recibir visitas y llamadas telefónicas, que son reglamentarias, recibir horario de sol establecido para los reclusos, y “lo más importante”, aclaró, “que cesen de condicionarle esos derechos a cambio de que desista de su condición de preso político plantado”.


Los activistas del FNRCOZT, y la familia por parte de su esposo apoyan a López, manteniéndose junto a ella y a sus hijos, “porque creen que lo que ocurre contra él es injusto y debemos denunciarlo”.

El pasado 4 de enero, se divulgó un audio, en el que la disidente declara que a su cónyuge lo trasladaron con “rumbo desconocido”, y responsabilizó a la Seguridad del Estado por la vida del padre de sus hijos.

El 5 de enero, recibió una nota de parte de Paseiro, donde le comunicaba que lo tenían en una celda de castigo en la cárcel La Pendiente, de esa misma ciudad.

El disidente cubano fue sentenciado a tres años y medio en prisión, bajo el delito fabricado por el régimen de “peligrosidad social predelictiva” en noviembre pasado, luego de oponerse de manera abierta a la forma en que se realizaron los “comicios” municipales en la Isla.

(Con información de Martí Noticias)