Miami pone uso de máscaras obligatorio en público. Foto: Felix Mizioznikov / Shutterstock.com

Las fiestas privadas en los hogares han aumentado en las últimas semanas, y son el principal problema a la hora de cumplir con las medidas de distanciamiento social para frenar la propagación del Covid-19, mencionó Joseph Corradino, alcalde de Pinecrest, una villa situada en el condado de Miami-Dade de Florida.


A través de una misiva, Corradino explicó que «estas son las cosas más peligrosas que afectan a nuestra comunidad. La ley no nos permite hacer cumplir las normas que utilizamos en los espacios públicos de la propiedad privada».

«Por lo tanto, nuestra opción actual es apelar al sentido común y la decencia de nuestros ciudadanos. Este peligro viene directamente de dentro», añadió.

El alcalde detalló también la necesidad de «cada uno de nosotros, como individuos, nos comprometamos a limitar nuestras interacciones. Si puedes trabajar desde casa, hazlo. Si sale, manténgase alejado, y si no puede, use una máscara».

Practicar una higiene adecuada, y limitar estrictamente las reuniones familiares, fueron otras de las recomendaciones del comisionado.


«Por favor, no tenga grandes reuniones o fiestas de interior en Pinecrest. Están poniendo en peligro sus vidas, la vida de sus hijos, padres y la vida de sus vecinos», pidió.

Según Corradino, el hecho de que Miami-Dade cerrara antes que otras ciudades cuando inició la pandemia, y abriera después, ha hecho que en cuestiones estadísticas de casos de Covid-19, esté mejor que otras localidades.

«Nuestra reapertura cumplió con los criterios de entrada de los CDC y vino con docenas de reglas, de muchas industrias, creadas por expertos y certificadas por profesionales médicos. Los números muestran que estamos mucho mejor que el resto del estado de Florida», comentó.

Sin embargo, el alcalde dijo sentirse preocupado por el aumento de casos de los últimos días, hay que recordar que Florida había superado los 9.000 casos de coronavirus en apenas 24 horas el sábado, rompiendo los récords, en otros estados del país como California y Texas también se ha reportado un incremento sustancial de pacientes de Covid-19.

El gobernador de Texas paralizó por el momento el plan de reapertura económica gradual, y ordenó nuevas restricciones a los negocios que están operando. En el mismo orden, Arizona, Arkansas, Delaware, Idaho, Luisiana, Maine, Nevada, Nuevo México y Carolina del Norte, también han anunciado pondrán una pausa a la reapertura, hasta que la situación se estabilice medianamente.