En la norteña ciudad venezolana de Valencia, al menos 68 personas murieron cuando estalló un incendio durante un disturbio en una cárcel de esa localidad, dio a conocer el fiscal general, en la noche del miércoles, y reseña The New York Times.


Horas después de que multitudes de familiares angustiados se habían congregado afuera de la prisión, se produjo el anuncio.

Desgarradoras imágenes circulan en las redes, algunos llorando, y otros enfrentándose con policías antidisturbios. Los medios de comunicación venezolanos informaron que la policía usó gas lacrimógeno.

La información por parte de los funcionarios ha sido mínima.

Aida Parra, madre de uno de los reos, gritaba: “! No sé si mi hijo está vivo o muerto! No me han dicho nada”, recogió Efe, agencia de noticias española.


Tarek Saab, el fiscal general, informó que cuatro fiscales habían sido nombrados para investigar las circunstancias que condujeron a las muertes. Todos menos dos de las víctimas eran hombres, esclareció.

Una pariente, María José Rondón, en un video publicado en Twitter exclamó: “Lo que queremos es justicia, queremos saber todo lo que está sucediendo”.

Los disparos se registraron cuando comenzaron los disturbios, aunque la fuente y las razones no están claras, el fuego estalló durante los disturbios.

La cárcel, unida a una estación de policía, tenía una capacidad para unos 60 detenidos, explicaron trabajadores del lugar. Pero las prisiones venezolanas están saturadas de manera crónica, con instalaciones deterioradas y escasez de personal.

Unas 49.644 personas fueron encarceladas en prisiones diseñadas para albergar a 19.000 reclusos, en 2015, el último año del que se disponen cifras oficiales en un país a la deriva.

InSight Crime, una organización de investigación, informó el año pasado, que unas 33,000 personas adicionales fueron retenidas en celdas temporales construidas para 5,000.

Algunos lo califican como la peor tragedia en un cuarto de siglo, y otros medios ya dicen que el número de víctimas mortales asciende a 70.

(Con información de The New York Times)