Unos 1.200 empleados de la policía de Nueva York, tanto oficiales como personal, han dado positivo al Covid-19, hasta el martes 31 de marzo, cinco de ellos había muerto, explicó el comisionado de policía de Nueva York, Dermot F. Shea en una sesión informativa ayer en la mañana, reporta The New York Times.


Sin embargo, la cifra de agentes infectados podría ser mucho mayor, ya que unos 5.600 empleados del departamento se reportaron enfermos el martes, cinco veces el volumen diario habitual.

De acuerdo a Shea, los agentes de policía enfermos representaron aproximadamente el 15% de la fuerza uniformada.

El número de casos en el estado de Nueva York ya superó los 76.000 infectados en la mañana de este miércoles, y se han contabilizado hasta ahora 1.714 decesos.

Unas 250 ambulancias, 2.000 enfermeras y más de 500 paramédicos y técnicos de emergencias médicas se dirigían ayer a Nueva York, para según el alcalde Bill de Blasio, apuntalar un sistema de atención médica que está siendo enterrado bajo una avalancha de pacientes con coronavirus.