La madre de un adolescente que visitó el sur de Florida en una misión religiosa afirma que su hijo contrajo anquilostomiasis mientras caminaba en la playa.


La anquilostomiasis es una infección humana ampliamente diseminada por el mundo en particular en las zonas tropicales húmedas, y afecta a más de 1.000 millones de personas, también llamada anemia tropical.

Kelli Mulhollen Dumas contó a través de la red social Facebook, que su hijo Michael estuvo en Miami con un grupo de adolescentes en el mes de junio, durante la visita grupa a Pompano Beach, Michael fue “enterrado en la arena por diversión y se ha convertido en nuestra pesadilla”.

Dumas explicó que Michael, y otros tres contrajeron anquilostomiasis, siendo su hijo el peor de los casos.

Desde que el adolescente regresó a su casa, ha ido a consultas pediátricas cuatro veces, de igual modo con un dermatólogo.


Se le ha prescrito clindamiacina, ivermectina, un paquete de dosis de esteroides y Albenza.

Dumas dice que publicó en las redes sociales para advertir a otras personas.

También afirma que contactó a un departamento de salud en Pompano Beach y le dijeron: “Todo el mundo sabe que debe usar zapatos en la playa porque puede haber parásitos”.

Sin embargo, Sandra King, portavoz de Pompano Beach, comentó a Sun-Sentinel: “No hemos tenido noticias de nadie, ni de ningún residente, ni del departamento de salud”.

(Con información de Local 10 News)