Aeropuerto de La Habana. Foto: Cuba en Miami

Piden a la ONU pronunciarse sobre las prohibiciones de salida del país a activistas, periodistas independientes y otros ciudadanos, que el régimen cubano mantiene regulados, informa Martí Noticias.


Mientras defensores de derechos humanos hacen un llamamiento a Naciones Unidas desde la Isla, el activista Guillermo del Sol, lleva 15 días de ayuno en demanda al Gobierno cubano para que cese de regular a quienes manifiestan una opinión crítica contra el castrismo.

Guillermo del Sol es uno de los 200 «regulados» por el régimen, que impide viajar al exterior a disidentes cubanos.

Dicho documento expone que una respuesta «concreta y efectiva» del organismo internacional podría «salvar la vida del defensor que apela al supremo recurso de la huelga de hambre dada la probada ineficacia de lo legal y lo racional».

El mismo fue enviado al Relator Especial de ONU para los Defensores, Michel Forst, y al representante de la Sección América de la Oficina de la Alta Comisionada de DDHH, Santiago Martínez de Orense.


Asimismo detalla que todos los afectados por la regulación son ciudadanos cubanos que posee su pasaporte en regla, y sobre los que no pesa sanción o delito que afecte su derecho a tener libre movimiento.

Los defensores de derechos humanos indicaron que la regulación del Gobierno, viola el artículo 13.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, además de las propias normas internas del país.