A cuatro años del paso del huracán Matthew, damnificados todavía a la espera de la ayuda del Gobierno/Captura de pantalla

Habitantes de Baracoa, Guantánamo, a la deriva cuatro años después del paso del huracán Matthew, siguen esperando la ayuda que prometió el régimen cubano, reporta CubaNet.


La gran mayoría de los baracoenses que perdieron sus viviendas han tenido que levantarlas con muy pocos recursos, un gran número ha tenido que solventarlos por sus propios medios.

Eliades Ramos, uno de los damnificados, contó las autoridades solo le vendieron el techo por 1.600 pesos cubanos (CUP).

«Fueron 22 tejas y nada más», lamentó el hombre.

Por su parte Yoelvis Furón Hernández expresó «quedaron en darme más materiales y a esta altura todavía los estoy esperando y no han dado nada».


Según cifras oficiales, el meteoro que azotó de sur a norte la oriental provincia, el 4 de octubre de 2016, dejó un total de 46.706 viviendas afectadas.

Rosalina Legrá Carcassés cuenta que tuvieron que pasar varias noches a la intemperie, hasta que pudieron levantar el ranchito como pudieron.

Legrá explica era un derrumbe total, y se acogieron «a un módulo de montaña: nos dieron 20 tejas, 20 sacos de cemento, clavos grandes para techo, una puerta trasera y una parte de cable. Nos faltan muchas cosas que nos prometieron, pero hasta ahora no nos han dado más nada», puntualizó.

Actualmente y sin ayuda estas personas viven en muy malas condiciones, corren riesgo de volver a perderlo todo, ante cualquier otro fenómeno climatológico.