Carlos Alberto Martínez, director del hospital Calixto García en La Habana, informó este lunes que las tres mujeres sobrevivientes del accidente aéreo que dejó 110 muertos el viernes en la capital cubana, continúan en estado crítico extremo con alto riesgo de complicaciones.

Grettel Landrove, de 23 años, es la más grave por un hematoma dentro del tejido cerebral, y Emiley Sánchez, de 39 años, tiene el 41% de su cuerpo quemado.

Según Martínez, quien ha estado entregando los partes médicos, las tres pacientes tienen traumatismos de alta envergadura con múltiples lesiones, recogió la prensa desde Cuba.

El avión modelo Boeing 737-200, de la compañía mexicana Damojh, arrendado por Cubana de Aviación, se estrelló cerca del Aeropuerto Internacional ‘José Martí’, de La Habana, el viernes 18 de mayo en horas del mediodía.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Hasta este momento, el pronóstico es más desfavorable para Grettel Landrove, de 23 años, quien fue reintervenida por un hematoma dentro del tejido cerebral y se le aplicó una incisión para descomprimir la zona y mejorar la circulación, como resultado de las quemaduras en el dorso”, explicó el directivo.

Por su parte la joven sobreviviente de 19 años, Mailén Díaz Almaguer fue intervenida quirúrgicamente por traumatismos en su columna cervical.

Emiley Sánchez, de 39 años, presenta un 41% de quemaduras y recibió una incisión de la piel dañada en su mano izquierda.

Según el director del hospital cubano, “a las tres mujeres se les transfundió con plasma y glóbulos y se encuentran entubadas y ventiladas”, y según mencionó es importante el hecho de que las tres sigan con vida, 72 horas después del trágico accidente aéreo, lo cual en palabras del funcionario “representa un paso importante en el complicado proceso”.

También mencionó que el equipo multidisciplinario que las asiste ha podido corregir de manera secuencial las alteraciones que van quedando.

Un cuarto sobreviviente de la caída de la aeronave no pudo llegar con vida al hospital el viernes.

En el Boeing 737-200 viajaban 102 cubanos, seis tripulantes mexicanos, dos turistas argentinos y una mexicana, además de dos saharauís residentes en la Isla.

Más de 20 médicos de varias especialidades asisten a las tres sobrevivientes, según señaló el directivo del hospital habanero.

(Con información de Martí Noticias)