Crystal Gail Amerson pensó que la comida china del sábado le había caído mal, cuando sintió dolores de estómago que le hicieron despertar el domingo, según Pensacola News Journal, ella dio a luz un bebé de 19 pulgadas y 5 libras que no sabía que llevaba en las últimas 37 semanas, pues la mujer no se había enterado de su embarazo.

Amerson de 29 años tuvo su segundo hijo con su novio Brian Westerfield en una ambulancia que no le dio tiempo a llegar al hospital.

El padre de la criatura publicó varias fotos de su retoño el lunes en Facebook: “¡Al bebé Oliver le está yendo genial!”, escribió feliz.


Según Crystal nunca sintió ningún síntoma de este embarazo, o el anterior hace 18 meses atrás.

“Gané un poco de peso, pero creo que con mi primer bebé tampoco me di cuenta. Nunca se me notó el embarazo, realmente”, confesó Amerson al Pensacola News Journal.

Expertos en el campo de la obstetricia dicen que, si bien es posible que una mujer no sepa que lleva a un bebé a término cercano, es muy raro. Los cambios en el ciclo menstrual de Crystal no la delataron. La mujer no sintió al bebé patear, y dijo no ganó mucho peso.

En una entrevista con Heavy, Westerfield comentó que los períodos de su prometida siempre habían sido “irregulares”, y en algún momento se detuvieron por completo después de que ella salió de control de la natalidad. Tenía ganas de comer hielo picado en el último mes, lo que sucedió cuando llevó a su otro hijo, Wyatt. “Pero sin signos reales”, detalló el padre del bebé Oliver.

Ambos padres crearon una cuenta de GoFundMe el jueves para recaudar $ 5,000, pues la mamá necesita unas vacaciones, y un nuevo vehículo, de acuerdo a la pareja todavía tiene deudas de su primer hijo, están los gastos de seguros, y un nuevo asiento de recién nacido no cabe en el automóvil.

(Con información de Miami Herald)