Una foto del equipo italiano que ha ganado el oro en 4×400 de relevos en los Juegos Mediterráneos se ha convertido en un desafió a la política racista del ministro del interior de Italia Matteo Salvini.


La fotografía muestra Raphaela Lukudo, Maria Benedicta Chigbolu y Libania Grenot y Ayomide Folorunso, todas inmigrantes o hijas de inmigrantes que compiten por Italia.

Las redes sociales comenzaron a hacerse eco de la foto y el mensaje que más sonaba era se reapropiaba del excluyente y xenófobo «Primero los italianos», que fue el eslogan de campaña de la Liga Norte de Salvini. Esta vez fue «Prima le italiane».

La atleta que sostiene la bandera italiana es Libania Grenot y llegó a Italia hace 12 años procedente de Cuba. Tiene 34 años y en su país natal fue semifinalista en 400 metros en los Mundiales de 2005. Fue olímpica en Pekín 2008 y en los últimos Europeos ganó el oro en 400 metros.

Las otras atletas en la foto son:

Ayomide Folorunso está en Italia con sus padres desde que tenía 7 años. Ahora tiene 21. Es campeona sub-23 en los 400 obstáculos y una de las mejores corredoras de relevo italianas. También estudia Medicina.

Raphaela Lukudo. En 2011 ya llegó a la semifinal alevín de 400 metros y la de ayer es su primera medalla internacional. Nació en Caserta y después se trasladó a Modena y procede de familia sudanesa. Tiene 23 años y entrena en Roma.

Maria Benedicta Chigbolu tiene 28. Su abuelo participó en las Olimpiadas de Melbourne’56 en la categoría de salto de altura. Ha sido 5 veces campeona italiana de 4×400 y bronce en los Europeos de 2016. Para información de Salvini, es hija de madre romana y padre nigeriano.