En una playa del Parque Nacional de Padre Island, Texas, un pescador Poco Cedillo, consiguió atrapar a un tiburón martillo de 4,3 metros de longitud, luego de una hora de “lucha” para sacarlo del agua, recogió Diario Las Américas.


El pescador texano confirmó a través de Facebook que este “trofeo” es como un “sueño” para él, por el tamaño del tiburón, sin embargo su entusiasmo se vio empañado dado que el escualo murió pese “a su intención de libertarlo” lo más pronto posible.

El animal estaba “muy cansado” luego de su captura, aseguró Cedillo, quien decidió tomar unas fotografías, realizar las mediciones debidas, y devolver al tiburón martillo al agua; pero no dio tiempo.

Luego de cuarenta minutos intentando reanimarlo junto a sus compañeros, tuvieron que admitir que había muerto, su carne fue donada.

(Con información de Diario Las Américas)