En el Condado Orange de Orlando, Florida un autobús escolar atravesó una cerca y se metió en una piscina del patio trasero de una casa, a bordo iban nueve estudiantes y el chófer, afortunadamente nadie resultó herido, reporta Diario Las Américas.


El autobús cayó en la piscina de frente, y quedó la parte trasera tambaleándose en el borde, el conductor del ómnibus sufrió heridas leves, informó Orlando Sentinel.

Según Kim Montes, teniente de la Patrulla de Carreteras de Florida, el chófer del autobús se desvió para evitar un auto que se le detuvo en frente, sin embargo terminó atravesando el patio de la vivienda, y metiéndose en la piscina.

La policía informa que el accidente está bajo investigación.