Al menos un hombre resultó muerto y otro gravemente herido en el asalto a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, de la ciudad de Valencia, dijo en un informe el comandante general del Ejército, el mayor general Jesús Suárez Chourio.

El gobierno de Venezuela califico el ataque de los militares sublevados como un acto “terrorista, paramilitar, mercenario pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano, y ahí están detenidos, y fue dado de baja uno de ellos (muerto), y otro que fue gravemente herido”.

Los militares sublevados fueron repelidos por fuerzas de Maduro que hicieron un anuncio horas después.

El gobierno de Maduro ha impuesto una Asamblea Constituyente para acabar de terminar con lo poco que queda de la democracia en Venezuela.