“Me puse a tomar cervezas y se me fue la pinza”, alegó el acusado de apuñalar a un hombre el 10 de mayo de 2016 en Castro Urdiales.

Ambos son cubanos, el acusado y el agredido.

“Lo siento mucho y pido que me perdonen. No era consciente”, argumentó el procesado hoy en un juicio en la Audiencia de Cantabria.

Los médicos forenses han admitido que este hombre padece un trastorno adaptativo y de personalidad, y que lo afecta de manera “leve”.


El imputado acudió al juicio medicado y reconoce en parte los hechos mostrándose arrepentido del daño ocasionado por el acto que cometió bajo el consumo de alcohol, drogas y los medicamentos que toma por el trastorno psicológico antes mencionado.

Sin embargo en su informe médico realizado al día siguiente de los acontecimientos no aparece una “sobreingesta de fármacos”.

El agredido que fue amigo de quien hoy compareció en el juzgado ha declarado que su ex amigo le había amenazado con matarlo, por considerar que él era responsable de su separación por haber mantenido una relación con su mujer.

Pero la víctima declara que eso es “mentira”. “Me dijo que me iba a hacer tiritas”.

Los forenses han puntualizado que el hombre sufrió heridas superficiales, y una más profunda que no puso su vida en riesgo. Y que aunque el imputado sufre un trastorno psicológico, este es leve, y “sabe lo que hace y cuándo ocurre”.

Incluso han señalado que cuando se entrevistaron, él les hizo un relato “estructurado” de lo que ocurrió ese día y les explicó que tenía el cuchillo “para suicidarse”, aunque les agregó que “escuchaba cosas malas” como “mátale”, han descrito.

La víctima ha afirmado que el acusado quería hacerle el mayor daño posible, y su hermano y otros integrantes de la familia presentes en la vivienda aseguraron que al ocurrir el hecho el culpado no olía a alcohol y se encontraba sobrio.

La fiscalía ha sancionado al incriminado con diez años de libertad vigilada, así como 27 de alejamiento del hombre que procuraba matar y 15 de su hermano.

Además de una indemnización de más de 17.500 para estos dos hombres por las lesiones, secuelas y los perjuicios ocasionados.

(Con información de Cubanet)