El periodista Luis Cino Álvarez escribió hace poco para CubaNet, la historia de un ex oficial del MININT (Ministerio del Interior) ahora preso político en una cárcel de la Isla, tras ser acusado por espionaje.

Se trata de un joven de 29 años, que era teniente de la Seguridad del Estado, y ahora cumple una condena de 25 años en terribles condiciones de reclusión en la prisión de Guanajay.

La Seguridad del Estado investigaba a una cubanoamericana y a un estadounidense por presuntas «actividades contrarrevolucionarias», el ex oficial del MININT, Jorge Frank Iglesias Fernández se negó a cometer lo que a su juicio era una injusticia, y avisó iban a detener a ambos ciudadanos norteamericanos de visita en la Isla.

El hermano del ex teniente, Víctor Eduardo Iglesias Fernández, de 18 años también fue vinculado a la causa, primero fue condenado a cinco años en una prisión, y ahora que la pena fue conmutada, enfrenta libertad limitada, teniendo que comparecer con periodicidad ante el juez.


El acusado de «espionaje» pasó un año en Villa Marista, bajo continuos interrogatorios, y encerrado en una diminuta celda, más tarde el joven fue enviado al área especial de máxima seguridad de la prisión de Guanajay, en Artemisa.

Iglesias Fernández lleva casi dos años en total aislamiento, no puede recibir llamadas, sus padres lo visitan una vez al mes, dos horas, con la presencia de un guardia.

La fuente que informó a Cino Álvarez, de la terrible situación de este ex agente de la SE, le confesó que los guardias en la celda del preso no le apagan la luz desde que lo encerraron, y la continua exposición a la luz le ha afectado la visión, causándole además fuertes dolores de cabeza.

Las veces que han tenido que llevarlo al hospital de reclusos, a Jorge Frank Iglesias lo llevan esposado y custodiado por guadias armados.

El texto ha sido publicado a raíz del show de los «diplomáticos» cubanos en la ONU, «indignados» porque EEUU lanzó una campaña a favor de los derechos de los presos políticos en la Isla, y denunciando las terribles atrocidades a la que son sometidos bajo el régimen castrista.

(Con información de CubaNet)