Un cliente de Frog & The Bull en Austin, Texas dejó 1.300 dólares de propina al restaurante/Imagen captura de pantalla

No todo puede ser negativo, y en medio de una crisis a nivel mundial por la pandemia de Covid-19, también hay noticias buenas que hay que resaltar, un cliente de un restaurante texano que estaba en apuros dejó una muy generosa propina de 1.300 dólares, recoge Un Nuevo Día de Telemundo 51.

El suceso ocurrió en el restaurante Frog & The Bull en Austin, Texas, que abrió hace apenas cuatro meses y medio, cuando en marzo pasado tuvo que rediseñarse a causa del coronavirus.

El propietario del negocio no podía creerlo, cuando el cliente acompañado de sus familiares dejó una propina de 300 dólares para el mesero, y 1.000 para el restaurante, una ayuda sin duda que parece caída del cielo en estos momentos para cualquier empresa pequeña.