Cola en Sancti Spíritus controlada por la policía/Imagen tomada de Escambray/autor: Vicente Brito

Acusada de «desacato», una ciudadana cubana que se pasó de tragos y le dijo a los policías «borrachos» y «corruptos», en el parque Serafín Sánchez, de Sancti Spíritus, dio a conocer el diario estatal Escambray.


La mujer fue enjuiciada, y ahora tendrá que cumplir un año de condena en prisión.

En el contexto de la pandemia, resumió el diario local, 46 procesos penales se han dado en esa provincia, de ciudadanos que transgredieron medidas restrictivas por el Covid-19.

Muchos de los casos han terminado con la intervención de las autoridades, por denuncia de la propia población.

Según Escambray, «al término de junio, las llamadas» al servicio policial 106 «se incrementaron exponencialmente al sumar 1 440, de ellas 580 relacionadas con violaciones del aislamiento social (aglomeración de personas, realización de fiestas, juegos de niños y jóvenes en la vía), alteración del orden público y posibles comisiones de delitos, entre otros asuntos».


La policía ocupó también en esa provincia 1 027.88 libras de carne, a causa de un desvío que involucró a más de 30 ciudadanos en la Unidad Empresarial de Base Sacrificio de Cerdos, de la Empresa Cárnica.

Los implicados han sido acusados de malversación, apropiación indebida, hurto, receptación, incumplimiento del deber de preservar los bienes del Estado y actividad económica ilícita.