Aumentan los operativos contra los vendedores ilegales de dólares «cambistas» en Cuba/Imagen tomada de YouTube

Autoridades cubanas arremeten contra los «coleros», acaparadores, vendedores de productos por internet, y también dirigen operativos contra los llamados «cambistas», acusándolos de «tráfico ilegal de divisas«, reporta Martí Noticias.


Según Hidelbrando Chaviano, que dirige el Centro de Políticas Públicas Libertad y Desarrollo, con sede en La Habana, «los vendedores ilegales de moneda libremente convertible o los CUC siempre han existido. Las autoridades se han hecho de la vista gorda o no le han dado tanta importancia porque la cifra no es tan alta como para alarmar pero en estos momentos quieren hacerse con todas las divisas posibles y para ello están acudiendo a reprimir a los “cambistas”, más que por la ilegalidad que están cometiendo por el dinero que tienen, o sea, aumentara aún más, el monopolio estatal sobre los bienes de las personas».

Chaviano precisó que «no importa que sea dinero o cebolla, quieren el control absoluto sobre todo lo que se mueve dentro del país».

«Por supuesto que esta medida contra los cambiadores de dinero por cuenta propia no favorece a la población. Esto favorece al Estado cubano, únicamente», explicó.

Los únicos autorizados a realizar compra y venta de divisas en Cuba son los bancos y casas de cambio, conocidas como CADECA.


Además de brindar servicios en horarios muy limitados, el número de casas de cambio se ha reducido en la Isla, también es común que carezcan de efectivo.

En el caso de las instituciones bancarias para hacer un depósito o solicitar una tarjeta magnética hay que hacer colas bastante largas.

El valor del dólar en Cuba ahora es más alto, a medida que decrece el del CUC y el de la moneda nacional, de acuerdo al periodista Dimas Castellanos, a raíz de las nuevas tiendas en divisas extranjeras.

«Y ninguna de las monedas nacionales tiene respaldo en el Producto Interno Bruto, es decir, son papeles sin respaldo ninguno», ahondó el comunicador especializado en temas económicos.

«Ninguna medida que tome el Gobierno, que no sea la liberación de la fuerzas productivas, va a favor del pueblo, todo va contra el pueblo», sostuvo.

«Lo único que puede beneficiar a este país es que se eliminen todas las trabas a los productores, a los que tienen iniciativa para combatir el desabastecimiento. Los coleros, los cambistas son resultado de este fenómeno. Viven de la ineficiencia de las políticas internas», puntualizó.