Cayo Santa María (Imagen tomada de Wikipedia)

Un enfermero que trabaja en el área de gastroenterología aislada para extranjeros en el hospital Arnaldo Milián en Villa Clara, reveló a CubaNet que cuatro rusos que se hospedaban en el Hotel Estrella #2, en Cayo Santa María al norte de esta provincia, fueron remitidos con urgencia el pasado miércoles al centro de salud, tras presentar síntomas de  deshidratación corporal, vómitos, diarreas continuas y fiebre.


Según la fuente, los visitantes comenzaron a tener vómitos repentinos a la hora de ingerir alimentos, incluso no podían contener la evacuación en sitios públicos.

Los enfermos fueron tratados en una primera instancia en el centro para urgencias médicas del complejo turístico, allí le aplicaron dosis de antibióticos gratis, sueros intravenosos, y los sometieron a enjuagues gástricos y bucales.

Agentes de la Seguridad se personaron de inmediato en el balneario para investigar a los turistas.

Los rusos dijeron «que el agua de beber sabía a mierda», y que sentían «mal olor por casi todos los establecimientos frecuentados por ellos en la instalación».


De acuerdo a CubaNet, una filtración de aguas residuales de toda el área productiva fue a parar a la cisterna de agua potable de manera inexplicable.

Las autoridades enviaron de inmediato muestras del agua contaminada para su examen bacteriológico, y cerraron el suministro.

Una comitiva gubernamental encabezada por el presidente de la firma Gaviota S.A. y demás autoridades del Ministerio del Turismo de Cuba, se ha mantenido investigando el suceso en el hotel, indicó la fuente bajo condición de anonimato.

En asambleas y encuentros periódicos con la superioridad del ministerio, los trabajadores del hotel manifestaron que «tienen que emplear agua corriente para preparar los tragos, jugos y refrescos a la hostelería», a causa de la reiterada carencia de agua embotellada Ciego Montero que se abastecía de manera periódica en el pasado.

Asimismo advirtieron sobre «la mala calidad del agua de la llave».

El Hotel de Cayo Santa María está siendo abastecido con camiones cisternas provenientes de otra parte de la provincia, desde hace tres días.